Etiqueta: Confinamiento

COMIDA Y ALCOHOL EN EL CONFINAMIENTO

Justo cuando comenzó la cuarentena un amigo me envío un meme que decía «muchos de vosotros vais a descubrir que no sois bebedores sociales». Me hizo sonreír y al mismo tiempo reflexionar.

¿Qué ocurre cuando aislamos a las personas y perdemos las fuentes de regulación emocional que los sostienen de alguna manera? hay que buscar recursos alternativos. Privamos de luz solar, movimiento físico, relaciones sociales y contacto físico entre personas. Y aumentamos el estrés: doble de tareas, mitad de tiempo, niños siempre, internet que se corta en mitad de la reunión, comidas que no preparabamos, aislamiento total de personas en cuarentena o que viven solas…

Más intensidad para manejar y menos recursos.…Es inevitable que haya algunas opciones que no entraban en la rutina de muchas personas preconfinamiento que han aparecido y que en el proceso de desescalada, o incluso antes, cuando las personas fueron acostumbrándose paulatinamente a esta nueva situación, han ido desapareciendo igual que comenzaron.

Pero estos no es así en todos lo casos, había personas cuyos recursos predominantes ya eran el alcohol y/o la comida y que ahora no consiguen encontrar de nuevo un equilibrio.

La intervención psicológica ayuda en en estos casos. Por favor, no lo dejéis estar, si os habéis sentido identificados y reconocéis estas conductas en vosotros mismos, consultad a un especialista.

Reflexiones en tiempos de coronavirus

CONFINAMIENTO

No nos cansamos de decir que estamos en tiempos complicados, excepcionales, inimaginables hace un par de meses, nos han puesto en situaciones sin precedentes y teniendo que manejar aspectos de la contideanidad de forma completamente diferente.

El teletrabajo, el espacio/tiempo compartido con niños (mientras se teletrabaja en muchos casos), el sedentarismo obligado, la falta de luz solar, nos presentan nuevos retos a los profesionales de la salud mental, de los que no tenemos precedentes, no sabemos cómo afecta a la persona ni a la sociedad permanecer en casa tanto tiempo. Aunque lo vamos descubriendo…

La regulación emocional depende de estrategias que desarrollamos en función del ambiente y de las necesidades que nos genera. Si el ambiente cambia de pronto, es posible que nuestras estrategias no sirvan para la nuevas circunstancias y tendremos que crear otras nuevas. Esto no sucede inmediatamente y mientras nos vamos ajustando , la emoción puede desregularse. Es posible que todo acabe encontrando su equilibrio, pero también es cierto que la intervención terapéutica ayuda a generar esos recursos y agilizar ese proceso de adaptación.

A nivel biológico los cambiamos que estamos sufriendo son palpables, y cómo además reducimos la actividad externa estaremos más susceptible ante los mismos.

Algunos de los efectos que notaremos será falta de sueño, o hipersomnia, más ansiedad e irritabilidad, que se debe entre otras cosas al exceso de energía que no gastamos.

ENFERMEDAD E INCERTIDUMBRE

La rapidez con la que nos hemos encontrado en esta situación ha generado gran incertidumbre, no sólo en cuanto a lo que sucederá en el futuro, si no a la ruptura con el pasado de forma abrupta y sin aviso.

Poder padecer la enfermedad, padecerla y no saber cual va a ser nuestra evolución, tener a alguien ingresado y no poder acudir, los duelos sin despedidas o sin anticipación …. Todo son incertidumbres… La incertidumbre genera ansiedad. A esto se unen las situaciones que son potencialmente traumáticas.

La intervención psicológica puede ayudar en todas estas circunstancias, tanto aliviando como previniendo.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén